Nueva Ave Invasora: ¿Cómo eliminar a la tórtola turca?

La tórtola turca es una nueva especie invasora procedente de Asia Menor que se ha adaptado, y muy bien, a la vida urbana de las zonas españolas, sobre todo de la parte costera. Esta ave grisácea, sedentaria y a pesar de no ser migratoria, ha protagonizado una fulgurante expansión, de forma natural, por todo el mundo.

 

La invasora tiene mayores proporciones que su homóloga autóctona. Principalmente, se distingue por poseer:

  • Color más uniforme en su plumaje, siendo pardo-grisáceo o rosado en la parte superior
  • Las plumas primarias de las alas son más oscuras, adoptando un marrón-grisáceo.
  • El color de las plumas de las partes inferiores y la cabeza son de más pálido, con un suave pigmento rosado, el cual se intensifica en el pecho
  • El rasgo distintivo es una mancha a modo de estrecho collar negro que cubre solamente la mitad posterior del cuello
  • Presenta larga cola
  • Ojos y patas de color rojo

Cómo eliminar y reconocer a la tórtola turca

La turca (Streptopelia decaocto) compite con la tórtola común (Streptopelia turtur) por el alimento y hábitat. La primera basa su dieta en semillas, brotes e insectos, por lo que los parques y jardines privados son muy frecuentados por ellas. Generalmente, anida en árboles, aunque a veces lo hace en edificios. 

La turca es más mansa que la Tórtola Europea. De hecho, fuera de la época de la reproducción forman bandadas para alimentarse del suelo de  jardines, carreteras, campos, etc. Generalmente, se localizan en zonas suburbanas o pequeños pueblos, Entre sus hábitos destaca posarse en los cables y postes del tendido eléctrico, antenas de televisión, chimeneas, entre otros.

La reproducción de la tórtola turca comienza a principios del mes de marzo, pudiendo durar hasta finales de octubre, aunque de forma excepcional pueden encontrarse nidos de tórtola turca todo el año. Escogen arbustos densos y árboles de hoja perenne para localizar sus nidos. Durante el periodo de reproducción registran de dos a cuatro puestas de huevo.

Su área de distribución original eran zonas templadas y subtropicales de Asia. Sin embargo, en 1838 se registró por primera vez fuera de su hábitat, exactamente en Bulgaria; aunque la dispersión por Europa no se realizó hasta el siglo XX. Entre 1900 y 1920 llegó a los Balcanes, de ahí pasó a Alemania (1945), Gran Bretaña (1956), Irlanda (1959), Francia, Suecia e Islas Feroe (1970). Progresivamente, alcanzó el Círculo Ártico y Rusia, así como el Mediterráneo. Actualmente, la especie cubre ya casi todos los países del continente europeo.

La primera tórtola turca en España se localizó, exactamente, en Asturias durante junio de 1960 y el primer nido -reproducción de la plaga- se halló en Santander en 1974, sobre una palmera de los jardines del centro urbano. Desde entonces, en los meses de primavera también van ocupando jardines y parques de Gijón, Torrelavega, El Ferrol, Ribadeo. Sin embargo, fue a partir de 1980 cuando la plaga empezó a conquistar  toda la Península Ibérica y Baleares. Cinco años más tarde alcanzó Marruecos y en 1990 llegó a Canarias.

En algunas zonas de la Península, junto a la tórtola turca ha aparecido la tórtola rogigrís (Streptopelia roseogrisea). Esta segunda especie también es invasora e incluida en el catálogo de especies invasoras a raíz del Real Decreto 630/2013. Ambas especies son muy similares, no es fácil distinguirlas.

La presencia de la plaga turca en las ciudades está generando problemas de salud e incomodidades para los ciudadanos que la habitan; así como estropeando mobiliario urbano, por lo que desde la administración pública se tiende a aplicar tratamientos de control y prevención de aves. En el caso particular de La Coruña y Barcelona, se usan redes especializadas que prevén atrapar una media de 500 a 1.000 tórtolas diarias.

Como empresa de control de plagas, aconsejamos a los ciudadanos no alimentar a las aves de ciudad porque se alienta la creación de plagas masivas, costosas de eliminar, las cuales crean desperfectos y molestias en el día a día urbano.

 

¿Cómo prevenir y minimizar la presencia de la tórtola turca?

Al igual que las palomas y tórtolas autóctonas, las turcas están perfectamente adaptadas a las zonas urbanos. Los edificios les proporcionan perchas para posarse y los residuos orgánicos que generamos los ciudadanos y los cultivos le proporcionan el alimento.

Sin embargo, la presencia de estas aves invasoras generan problemas materiales y de salud a los habitantes de las ciudades. Por una parte, son vectores de enfermedades; por otra, deterioran el mobiliario urbano.

A continuación indicamos los métodos más usados por profesionales de control de aves y con mayor tasas de efectividad en el uso doméstico:

  • Trampas: Métodos para atrapar palomas vivas usadas por profesionales de sanidad ambiental. La incorporación de cebos en las jaulas atrae a las aves e incrementa la efectividad de la estrategia.
  • Varillas y pinchos: Método ahuyentador. La instalación de clips o grandes alfileres sobre los edificios evita que las tórtolas se posen sobre ellos. Generalmente, al privarlas del aterrizaje acaban por abandonar la zona. Es uno de los instrumentos de exclusión más usados. Son muy sencillos de instalar, siendo de uso doméstico y profesional.
  • Imitar a los depredadores naturales de las aves: Las aves rapaces son depredadores de las palomas y tórtolas. Simulando su presencia se mantendrán alejadas. La desventaja es que finalmente acaban por acostumbrarse a su presencia. Recomendamos variar el objeto de lugar. 
  • Brillos y destellos: Las cintas brillantes son un método ahuyentador de aves porque emiten destellos que las desorienta y las alerta de peligro.
  • Geles: Desde ACTUALIA destacamos un gel ahuyentador de pájaros natural, sin compuestos tóxicos. Repele a las tórtolas a través del olfato, gusto y tacto.

Los técnicos de control de plagas ACTUALIA ponemos a disposición de los clientes nuestro servicio de exterminio de aves. Asimismo, ofrecemos una amplia gama de métodos e instrumentos de uso doméstico para aquél que de forma amateur desee eliminar los pájaros urbanos. En el caso de necesitar asesoramiento sobre los tratamientos a usar, no dude en contactar con nosotros, sin compromiso alguno.

 

Comentarios

Danos tu opinión

Los campos con * son obligatorios.