El exceso de cloro en la piscina genera asma en los niños

Niño banandose en agua de electrolisis.jpgEl exceso de cloro en las piscinas aumenta la posibilidad de que los niños desarrollen episodios crónicos de asma. Además, propicia otras enfermedades  o problemas como sequedad e irritación en la piel y ojos.

​El Ministerio de Sanidad advierte que "el exceso de cloro o derivados en la piscina puede generar irritaciones en los ojos, piel e incluso problemas respiratorios, sobre todo en niños con más temprana edad".

El cloro es un desinfectante que actúa por oxidación convirtiendo moléculas orgánicas complejas en simples, las cuales se evaporan eliminando los elementos orgánicos -orina, sudor, bacterias, algas. El cloro de la piscina es dañino si no se aplica en su justa medida. Los bañistas más vulnerables a sufrir consecuencias son los niños. Destacamos el sistema de electrólisis salina como un equipo de desinfección de agua de piscinas capaz de suministrar el nivel mínimo y necesario de cloro, siempre a partir de sal común, por lo que se obvia el "cloro químico".

Los equipos de electrólisis salina realizan el tratamiento de agua de piscinas más recomendado en Europa, pues genera la cantidad óptima de cloraminas a partir de sal común. Añadir que esta agua contiene nueve veces menos sal que la del mar, pudiendo asemejarse a la salinidad de una lágrima. Por tanto, no provoca ningún tipo de escozor en los ojos. Otra ventaja de este sistema es que genera cloraminas de forma constante, evitando que el agua concentre elevadas cantidades de cloro en determinados momentos del día, por lo que los sistemas de electrólisis dan una tregua a aquellos con alergia al cloro de la piscina.

El exceso de cloro en las piscinas aumenta la posibilidad de que los más pequeños desarrollen episodios crónicos de asma. Según Neumosur, asociación no lucrativa que reúne a neumólogos y cirujanos torácicos de Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla, los más expuestos son los menores de 6 años que más tiempo permanecen en el agua. Cuando inhalan agua de la piscina absorben cloramina que puede afectar el epitelio pulmonar y, es entonces, cuando aparecen los síntomas asmáticos.

Son varios los expertos que señalan el riesgo de asma infantil debido al exceso de cloro. En 2003 ya lo vaticinaba un estudio realizado por la Unidad de Toxicología de la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica).

La instalación de electrólisis salina es la solución más acertada para garantizar la seguridad del baño en piscinas entre los más pequeños. En ACTUALIA somos expertos en cloradores salinos. Te recomendamos qué modelo necesitas en función del uso y metros cúbicos de tu piscina. Además, ofrecemos dos años de garantía y te guiamos en el proceso de instalación.

 

 

Otras enfermedades por exceso de cloro en la piscina

Los miembros de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) alertan de otras enfermedades o problemas por cloro como sequedad e irritación en la piel y ojos. Aquellos con pieles atópicas o pacientes con psoriasis son los más vulnerables a experimentar sequedad e irritación por exceso de cloro.

Ciertamente, el cloro de la piscina daña la piel, pero los expertos de AEDV ofrecen recomendaciones para reducir sus efectos:

  • Usando gorro de piscina
  • Ducharse antes de entrar y después de salir de la psicina
  • Aplicar protección solar
  • Realizando un buen mantenimiento de piscinas.

El mejor método para mantener el agua de la piscina desinfectada con un nivel bajo de cloraminas es la instalación de un sistema de electrólisis salina.

 

 

Comentarios

Danos tu opinión

Los campos con * son obligatorios.